1 de marzo de 2017

Ausente

Te acordarás de mí 
cuando el agua fluya bajo sonrisas y exclamaciones ausentes 
cuando los ríos de tu tierra saluden tus pasos suaves
cuando los árboles se inclinen ante ti 
preguntándote por mis ojos 

Buscarás mi mano ausente
cuando el frío recorra tu espalda
y la brisa nocturna lleve hasta tus oídos los breves rastros de mi risa
y tu cabello anhele las maniobras de mis dedos

Respirarás y sostendrás el aliento
cuando tu piel árida te exija el tacto de mis labios
la humedad de besos ausentes 
el murmullo de una voz que se desvanece en tus paredes

Te acordarás de mi
cuando escuches mi nombre proscrito en tus canciones
cuando el cielo se quiebre en llanto
te acordarás de mi
cuando el sol te sonría sincero
te acordarás de mi
cuando el tiempo te sorprenda con la mirada perdida
te acordarás de mi
cuando recuerdes que tu corazón late - vive - grita
te acordarás de mi
cuando tus pies marquen el compás de tu dulce música
y tu baile te lleve a tu tierra de ensueño
sólo para encontrarme ausente
te acordarás de mi.



11 de septiembre de 2016

Aún tienen los ojos abiertos

Y así nos quedamos 
con las bocas abiertas 
viendo desfilar ante los ojos heridos
botas claveteadas castigando el asfalto

Y así nos quedamos
con las almas abiertas 
cómo arden las vísceras de las almas 
cuando se mancilla la inocencia de los pueblos

El buitre desgarra con desdén
-sabes de qué buitre hablo-
lo mismo úteros aterrados
que el pecho del joven insurrecto

Y así nos quedamos 
con todas las heridas abiertas 
y el llanto de cada una se unió en el asfalto
y lo justo se tornó impío 
y lo hermoso se volvió tormento
y la tortura se volvió mito
y la muerte se tornó desayuno 

Que no desaparezcan 
aún tienen los ojos abiertos 
viven en los desiertos de la insolencia
nadan en las profundiades de la Historia 
se niegan a desaparecer
que no los desaparezca un decreto 
ni un abrazo de año nuevo 

Y lo libre se tornó proscrito 
y lo cierto se volvió punto de vista 
y la tortura se volvió eterna
y la muerte se tornó plusvalía 

Y así nos quedamos
con los puños cerrados 
con las uñas enterradas en una primavera sangrienta 

Pero que no desaparezcan
aún tienen los ojos abiertos 
y los observan cuando hoy ustedes se sientan en sus sillones 
y decretan su indecencia 
y proscriben la verdad 

Que no desaparezcan
aún tenemos los ojos abiertos
jamás desaparecerán. 






4 de septiembre de 2016

Estaciones

El nuevo verano no permitirá el silencio
que escapa de los recónditos rincones de mi cordura

como una banda fúnebre
sus condiciones climáticas tocarán la marcha de la realidad
la vuelta a la realidad

El viejo otoño no se demorará entre mis cojines
su despedida será como una verdad
de esas dichas a quemarropa 

tal vez ya no merezco el sonido de las hojas quebrándose bajo mis pies
y no merezco ser besado por la noche con su voz fría en la espina dorsal
solo la verdad atormentándome con sus ojos de luciérnaga

La sutil primavera será sólo el preludio de la ópera de una voz quebradiza 
una ópera contra las sombras de un desierto de ánimas sordas
un muro se levanta entre mis pupilas y la noche 
nunca las estrellas sintieron tanta angustia

El invierno nos encontrará sentados frente a la misma hoguera
si me vienes a ver… verás que soy testimonio de una historia de libros antiguos
retrato de un barco que se asomó demasiado al borde del mundo
evidencia de alas de cera derretidas y aves en picada contra los espectadores
vestigios de un hombre de otros tiempos - otros horizontes - otras estrellas

Tomaría un tren esta tarde
el expreso del tiempo
y me bajaría en una estación olvidada
a la sombra del faro de Alejandría.





10 de diciembre de 2014

Ladrona de Sonrisas

Y cuando te miro
como queriendo adentrarme en tus ojos
Qué piensas?
Qué risas juegan entre tus mejillas
como hadas perjuras de tus sueños olvidados?

Tu risa es el coro de la primavera que viene en camino
el horizonte es obra de tus ojos
el mundo es el alimento de tu mirada
y en tus pupilas cohabitan todos los sueños de mi infancia

Eres la dueña ilegítima de mis manos
eres la última administradora de mis suspiros
Y yo
me refugio de la lluvia y los males del mundo bajo tus cejas
navego al continente de tus besos en la tormenta de tu cabello
y me pierdo en tus abrazos clandestinos

Y cuando te miro
como queriendo memorizar tus ojos
Qué piensas?
Qué palabras se esconden en tus mejillas
como ninfas escurridizas conocedoras de mis anhelos?

Tu piel es la nueva estación que rivaliza con el verano
tu olor es la reinvención del tiempo – suspirarte es perder las horas
tu ausencia es un dulce tormento – una fiebre estival
y tú eres ladrona de las sonrisas de mi adolescencia
la bucanera de mis pensamientos

Y cuando te miro
como queriendo gobernar de tus ojos
qué piensas?
Qué promesas se esconden en tus mejillas

como musas vestidas con las galas de tus manos? 

12 de junio de 2014

Declaración de Principios

Vivo en la cima de mis anhelos mujer
me enfurece la salida del sol
y en este eterno caminar
me llueven las pestañas

mis pasos no son causas perdidas
mis risas las indexo con los nombres de las nubes
tengo un compromiso con la soledad
pero si te veo de nuevo me vuelvo infiel

mis risas no son causas perdidas
tengo un compromiso con mis anhelos mujer

me entristece la puesta de la luna
me río de los paisajes de la primavera
pues vivo en la cima de la ironía

la vida es una ironía
un oxímoron encubierto
una exageración una repetición
pero tú eres una nueva figura literaria
deja que el otoño me cuente tus secretos
vístete con el frío de mi cama
vístete con el frío de mi cama

a veces
vivo en el abismo de mis anhelos mujer
y con profunda añoranza
he de proclamar
posesión de tus risas y tus pestañas

tus ojos los indexo con los nombres de las olas mujer

encuéntrame arando el desierto
estoy a la vuelta de la esquina de tu indiferencia
vivo en una ruina de adobe
y todos los tamarugos se sacan las copas cuando vuelvo
hacen una reverencia de miles de años
y me ofrecen sus ramas para tallar mis banderas

vivo en la cima de tus sueños mujer
bajo a visitarte cuando duermes
y proclamo mio tu monte de Venus
y tu cordillera de Isis

soy el hijo del desierto mujer
no sé nada de arándanos ni de lirios
pero sé dibujar un gorrión con dos versos
sé llegar al mar en tres versos
sé encontrar manantiales en la mirada de una mujer

vivo en la cima de mis anhelos
conozco la paciencia de los horizontes
me dan cosquillas los grilletes
y duermo en una esquina de tus sueños mujer.

19 de abril de 2014

Seguro Pasaje

     "La humanidad empezará verdaderamente a merecer su nombre el día 
en que haya cesado la explotación del hombre por el hombre."
Julio Cortázar

Danos el viento para cruzar el río océano
y conquistar a las bestias sin alma
nosotros te daremos el oro
pues en el oro se refleja tu rostro sin par

Danos las cadenas oh Dios mío
para darte un ejército de oscuros campesinos
que alimenten a tus hijos tan lejos de tu hogar

Danos seguro pasaje
oh Dios mío
para invadir las tierras de Mahoma
y dividir a los engendros de Bolívar
vierte el oro negro en nuestras manos
pues es el combustible de tus maquinarias de la destrucción
y desde la destrucción nacerá nuestro imperio

Escóndete oh Dios mío
el día en que nos incomodes
pero asoma siempre el día en que tambaleemos

danos una guerra aquí y un huracán allá
un terremoto y un incendio
cuando la fe de las bestias sin alma
y los obreros oscuros
sea acorralada por las voces de emancipación

desaparece oh Dios mío
cuando usurpemos tu poder
ya no es necesario mantenerlo con las viejas fantasías
somos los amos de la libertad
somos los mercaderes de la justicia
somos los jueces de la igualdad
somos los manufactureros de la felicidad

y si reemplazáramos los templos por mercados?
y si vendiéramos el aire embotellado?
y si arrendáramos los vientres a nuestras mujeres?
y si vendiéramos el trabajo a nuestros esclavos?

Quién osará detenernos
quién osará levantarse de la tierra
caer sobre nuestras cabezas como la lluvia
terminar con esta barbarie
y convertir a la humanidad en humanidad?

18 de abril de 2014

El Alud

Te encontraré algún día
dormida
en el alud de mis anhelos

Tu mirada será el precipicio
al que se asomarán los desamparados
tu voz proclamará proezas
y tus manos describirán la trayectoria de las aves
en el aire

La felicidad es una amiga traicionera
me encontrarás algún día
dormido en la cama con ella
en el alud de tus anhelos

Tu mirada será un desastre natural
que cambiará nuestro mundo
nuestra hora será infinita.

9 de marzo de 2014

Tus Ojos Perversos

Tus ojos son los heraldos del pecado
debería ponerte al tanto de los mandamientos de mis dioses
ponerle nombre a cada una de tus sonrisas
deberías morder todos los vestigios de mi inocencia

Busco el pecado en tus ojos
debería advertirte sobre mis virtudes
deberías alimentarte de mis deseos impuros
beber mi sangre en copas bohemias

Busco el pecado de tus ojos
deberías besar todas mis palabras
reemplazar al sol en mis días
enterrar todas tus uñas en mi noche

Deberías profanarme desde la primera a la última estrella
yo pronunciaré tus nombres entre mis versos
y buscaré mis pecados en tus ojos
tus ojos son bellos como una blasfemia.

4 de septiembre de 2013

La Apología de Robles

Disculpe señor
no fue mi intención ofenderlo
el viento del norte curtió mi voz
y mis adjetivos son tan ásperos como la historia del salitre

Disculpe señora
no quise ofenderla
el discurso del Papa enojó mi verso
y mis blasfemias no deben tomarse a la ligera

Disculpe amigo
no quise ofenderlo
la palabra de Lenin galvanizó mi opinión
y no tengo tiempo para convenciones límbicas

Disculpe señorita
no fue mi intención ofenderla
sus tacos no riman con mis ideas
pero sus ropas combinan con el suelo de mi habitación

Discúlpenme todos
no quise ofenderlos
sólo uso ropa en la que me pueda limpiar las manos
me limpio la nariz con las mangas
no le hallo la poesía al himno nacional
bostezo si me hablan de autos
mi refugio es la rebeldía no la esperanza
suelo juzgar antes de perdonar
y me importa más su verbo que su peinado

Discúlpenme todos
que soy extremista y subversivo?
claro que sí
tengo unas ganas extremas de cambiar el mundo.

6 de enero de 2013

Dulce Patria - Poema

Poema alojado en Scribd porque el blog no soporta el formato de los versos...

2 de octubre de 2012

En los Jardines de Octubre


Ya no más
no buscaré tus besos en cuadernos viejos
ni encontraré tus cabellos en mi almohada
el tiempo nos pasó

pero ya no más
no divagaré por las calles de mi niñez
ni miraré la distancia del mar con ojos soñadores
en cada grano de arena dejé un mensaje y un anhelo
pero ya no más

nunca más divulgaré mi sonrisa secreta
ya no más
no amarraré mis sueños a los tuyos
me quedo solo
en una habitación a la deriva en el río que surca  la pampa perdida y embrumada
y ya no más dejaré caer mis manos junto a tu éxtasis
ni perseguiré tus sueños en los jardines de octubre

ya no dormiré
ya no cantaré
ya no le gritaré al tiempo que se detenga ni lo miraré con desdén
ya no más
ahora sólo me iré desvaneciendo
rápido como un cometa que recorre los siglos
sigiloso como las sombras que huyen de los neones
tan resuelto como la montaña que espera el fin del mundo
tan dócil como una díscola tarde de primavera en el desierto
seré un oxímoron ortodoxo
una ironía en algún libro de historia

ahora sólo me iré desvaneciendo
como una piedra en el fondo del mar
mientras los eones erosionan mis promesas
y nunca más divulgaré mi sonrisa secreta.

16 de abril de 2012

Canción de Abril


Tienes un cielo en los ojos
pongo un sueño en tus labios
mientras camino por las cornisas
y respiro la brisa de tu silencio azul
vuelvo de horrores y desiertos
de incendios y masacres
tengo una catástrofe en mis ojos
y una pesadilla en mis labios que las palomas no quieren escuchar
¿cómo podré recuperar el aliento de la tierra y la sinceridad del mar
si hay aún palabras en las paredes que los otros no pueden recordar?
¿será que tus manos puedan arar en mi piel
lo mismo que los siglos extirpan de fosa común?

Tienes el horizonte en tus ojos
pido la fruta de tus labios
y pongo un verso en los suspiros del cielo

Yo que sólo leía las historias de las nubes
ahora busco tus manos en pasajes desolados
represento el destino de la humanidad
en un lienzo de pieles enajenadas
y los intereses del invierno cabalgan sobre eslabones de metal
vuelve a mi – oh vuelve a mi
vuelve de horrores y desconciertos
aquí estoy yo buscando el cielo de tus ojos
en las cavernas de un mundo que se desmorona
cuelgo sueños de las nubes
repentino como una ola
absoluto como el mar

Tienes un mar en tus ojos
un mar terrible como la historia de la humanidad
pues a través de ellos se ve la destrucción del mundo
y en tus manos de arcilla
oh – dulce América
traes el presagio del nuevo mundo
y tus vástagos de mirada eterna.

13 de diciembre de 2011

Retrato Subvanguardista


Dónde estás
con tus suspiros indiferentes
dónde estás

Quién eres
con tu mirada celeste
que enfrías cuanto tus ojos tocan

duermes en el horizonte
y en el horizonte fabricas veleros
en los que envías tus sentimientos al destierro

con tu estrepitosa calma hablas del pasado
del futuro con desdén
y nunca del presente

Dónde estás
dónde rompiste tus cadenas
despiertas en el lugar donde se pone el sol
y haces de la noche una situación hipotética

propones versos perfumes marinos
y en tus ojos conviven otoños de otras eras

Dónde estás
con tus suspiros intermitentes
permaneces en las montañas donde despunta el alma
y con tu risa dibujada en la nieve
enfrías tus sentimientos entre los despeñaderos
te escondes de ti mismo
cuando caminas por los laberintos de los ojos ajenos
te mientes te insultas te prohíbes

Dónde estás
con tu mirada inerte
duermes los horizontes
con tus suspiros interminables
y haces de la noche una situación hipócrita.

25 de mayo de 2011

Basta un Instante

Un instante basta para horrorizar a un niño
un instante basta para cubrir el cielo con pesadillas
un instante basta para herir a un pueblo
no hay límites en las arcas de los reyes ni para el odio
el hombre que camina por los senderos del presente
lleva en la mirada una carga más terrible que el fin del mundo
un instante basta para talar la vida
un instante basta para terminar la selva y convertir los sueños en un desierto

la felicidad que se ofrece en las vitrinas tiene un gusto tan horrible
pero este siglo sólo da a luz gente deslenguada
las cadenas de todas las eras son traídas por los agentes de la muerte
cadenas de oro, cadenas de plata, cadenas de púas
el horror sí discrimina
somos hormigas sin rumbo
o nuestro rumbo es el de la perdición
no tenemos memoria
tropezamos mil veces con la misma hez
el frío agudiza los sentidos, sobretodo el del hambre
el fuego que cae del cielo como cincuenta estrellas agudiza la conciencia
pero qué efímera y vulnerable es la conciencia!
vendible pero no vendable

Un instante basta para darse cuenta
el capitalismo es una estación entre el invierno y el infierno.


© 26/05/2011

2 de diciembre de 2010

Esta Tarde

Esta primavera que entra por tu ventana como un pajarillo curioso

es un anexo de tu mirada

me pierdo en tu espalda de dunas perfectas

hay una distancia que se recorre con la vista

y otra que no existe entre tus ojos y mi alma


quisiera que esta tarde no terminara

tus risas se cuelgan en el techo de mi memoria

el sabor de tus palabras es como la vuelta a casa

ya nada más importa

me seducen las propuestas de tus mejillas

y nada más importa


cómo estás hoy

con qué nubes te vistes

en qué espejo dibujaste tu sonrisa

guardas tus recuerdos en una pared de cristal

y en cada instante de tu reflejo marcas el compás de nuestra música

hay un piano amigo mío que viene sin que lo escuches

a nuestras tardes secretas

y toca melodías que sólo tú y yo conocemos

y se sienta a mi lado con una copa en la tecla derecha

y me habla de nuestro futuro con su voz de nostalgia profetizada

y me habla de los pastos de los reinos que se extienden ante tus pies

de princesas y de estrellas

y de tu rostro otra vez reflejado en cada gota de lluvia en una estación

que desconocemos

en un andén que nos espera ansioso

y con los ojos apresurados escruta los minutos

esos minutos del día en que los amantes aparecen de improvisto

viajando en paracaídas de telas de azares

con sólo las promesas en las maletas

y un pasaje para conquistar el resto de las primaveras

que quedan en el mundo.

29 de noviembre de 2010

Sueños

Alcancía de juramentos prohibidos
valle de juglarías reanudadas
galería de consortes meditabundos
galpones de reliquias desvaloradas

todo eso sueño
pues sueño con la parte del alma que se desprende
y la mano que sostiene el arte con desdén
el arte del perro despechado
que se cubre con cartones de la lluvia que desconoce

Ciudad de litigios innecesarios
país al borde del río Océano
gente de la frontera que cuelga como el péndulo de la muerte
iglesia de camarotes en el barco de los lamentos
todo es sueño
pues el sueño que se sueña es la realidad del que duerme
y el que duerme es el que no renace
el sol te ha pillado durmiendo en cada estación del mundo
y las estaciones se descuelgan de postes perdidos en callejones orinados

Mas hay otros sueños que dialogan con el porvenir
casas que albergan tardes de octubres recordados
manos que encumbran suspiros azules
labios atareados en los rincones de mis versos
y alguno que otro amanecer arrebolado junto a ti
pues en los amaneceres se mira el destino del mundo a la cara
el destino está escrito en cavernas olvidadas
y cuales pasajeros del libre albedrío nos hemos perdido en un ensueño
de proporciones barbáricas
de catástrofes históricas
el destino está descrito en cavernas abandonadas
amuebladas por los mitos de antaño

Poetas! no sólo el sol reluce sobre nuestras cabezas
las almas humanas guardan un secreto más inesperado
que los sueños de la Tierra antes del parto

Despertad
que la luz proviene de otros horizontes esta mañana
vestiros con la gala de las mejores sonrisas
y en las manos traed los ovillos de vuestros anhelos
que canten los juglares
que los amantes hagan juramentos
que leven las fronteras
que suelten las almas
que icen los suspiros
y mientras tanto yo iré sosteniendo en una mano el interruptor del sol
y en la otra los sueños que invaden los despertares entre tus sábanas.

13 de octubre de 2010

Puerto Menguante

I

Canto en la plaza de la ciudad
una sonata de desconcierto
canto
sobre la mirada de ciertas aves
o sobre las calles que se desvanecen en la bruma
¿qué barco ancla en el puerto menguante?
qué suspiros desembarcan desde mundos paralelos
nubes y lluvias cuales inmigrantes del olvido

un vaso de vino envejece en la taberna
los dados están sobre la mesa
la suerte está echada
juego con el destino que viste con su máscara falaz
yo apuesto las cosas que inspiran a los poetas
y él un pasaje en el barco del alegre Roger

He de ejercer la piratería de los sentimientos
desde el muelle donde canto una tonada de bulevares perdidos
¿qué barco ancla en el puerto menguante?
uno que nadie esperaba
desembarcan las brujas del destino
y una batería de horizontes anhelados

Es esta una noche que dura mil días
los muertos mueren
los hombres duermen
y no quedan más opciones en el puerto menguante
la suerte está echada
jugamos con el destino un juego que no se puede ganar

Puerto Oh Puerto
ni siquiera te percatas
de tus calles que se desvanecen en la bruma
sólo escuchas el canto de uno que izó las velas negras
y el quebranto de los violines en el fondo del mar.

II

Tal vez habré cantado cien veces
una sonata de desconcierto
y desconcertados los hombres
protestan en calles fantasmas
la historia se desvanece
y sólo las mujeres hilvanan pensamientos perjudicados por la bruma
los trenes se pierden en estaciones salitreras
no llegan a puerto las cartas de amor
un pueblo marcha sobre otro
y el tiempo vuelve a pasar
desconsiderado
las estrellas no presagiaron los avatares del desierto
los chacales recolonizaron los valles de antaño
y los balcones de madera sólo presenciaron el transcurso de la muerte.

III

Canto en mi ventana cómplice
una sonata de desconsuelo
canto
sobre todos los suspiros que huyen y rehúyen de mi alma
o sobre las ánimas que se desvanecen en las camas
y las sábanas que anhelan besos extraviados

¿qué barco ancla en el puerto menguante?
uno que carga el contrabando de la perdición
y regalos griegos
uno que habla de doblones y grilletes
pero los poetas izamos las velas negras
hemos de ejercer la piratería de las cosas hermosas
los árboles en medio del desierto
los labios de las mujeres
la invasión de los niños
y el libro de las estrellas que presagian otros puertos

es esta una noche gris como el vuelo de una paloma
Goyeneche anima la fiesta
la suerte está echada
el puerto parece tener un compromiso con la muerte
la gente sólo presencia desde sus balcones el transcurso de la bruma
y oye el quebranto de los violines en el fondo del mar.

9 de septiembre de 2010

11 de Septiembre 2010

Patriotism is the virtue of the vicious.
Oscar Wilde

Los ideales están de luto
la memoria se pierde, se olvida de asistir a la fiesta
o será que es más cómodo no recordar
no recordar tu muerte
no recordar tu nombre
Salvador, Miguel, Víctor?

A veces en las entrañas suenan las palabras de Marcos
y hace falta un poco de plomo, hace falta
o pasas! para la memoria
la memoria se pierde
se abandona
cierra los ojos y se lanza de espaldas al vacío
quién habrá de socorrerla en su desesperación

Qué me importan a mi 200 años
qué motivo de alegría
si cada año y sobretodo 37 están manchados con sangre
y ya nadie parece recordar

Y qué me importa si les dan empanadas a los 33 mineros o no
si han pagado su vida con el silencio en las mazmorras de la opresión
Y qué me importan a mi 200 años
si no habrá ninguna empanada para los mapuches en los calabozos del imperio
no habrá fotos ni celebraciones cuando termine su huelga en la mesa de la Muerte

Y qué me importan a mi las torres foráneas
si acá se derrumba la memoria
y el holocausto vuelve a pasar
en cada esquina
en cada casa
en cada estómago
en esta triste tierra
una y otra vez


Todos los días son 11 de septiembre
porque a fuerza de hambre, patadas, empanadas y teletones
pretenden hacernos olvidar
pero no
no olvidamos, no, señor, no
no olvidamos ni abandonamos
no olvidamos no perdonamos
ni mucho menos nos cansamos de vestir nuestro luto
sigo pensando igual que hace 37 años
aunque aún no nacía hace 37 años
sigo soñando igual que hace 37 años
y tú?
recuerdas?

Felipe Robles Castillo
Iquique, Septiembre 2010

23 de junio de 2010

Sobre Mis Pasos

No caían las gotas de lluvia en mis manos
esa noche
no tenía abrigo bajo mi chaqueta
ni los bolsillos de mis pantalones estaban abiertos a refugiarme

el horizonte no es más que una mentira en los días de anhelos
pues la distancia se revuelca con el tiempo en las playas extranjeras
y los gorriones de otras ciudades huyen hasta de mis suspiros
acaso porque no caen gotas de lluvia esta noche en mis manos
las cosas se pierden y el que busca no las encuentra
la amada se aleja y el amante no se percata
un barco corsario se lleva lo que atesorábamos
una palabra
un nombre pronunciado en la memoria

un paisaje que cambia ante los ojos del que envejece
un desierto que se alza despiadado
y con ansia desmesurada bloquea las vías de escape
el pasado no es más que una burla en los atardeceres de desconsuelo
pues la noche y el hedor de sus calles siguen refugiando vicisitudes implacables

No caen las gotas de lluvia en mis manos esta noche
pero esa misma precipitación que profundiza en azares
pronuncia tus nombres
y me hace volver sobre mis pasos.


© Junio 2010

28 de octubre de 2009

Rebelión

En los salones de la nostalgia
fantasmas juegan entre risas
tormentos y tormentas pasan a mi lado sin tocarme
mientras yo inerte
contemplo los sucesos de las mañanas

una guitarra suena a lo lejos
una nube pasa soñando
un reloj se entorpece enamorado
y las cosas bellas se congregan a deliberar
¿es que acaso aún no entiendes?
el mundo quiere cambiar
ya por muchos siglos ha sangrado
y las manos que construyeron la historia se han sumado a la huelga
Dios sin remedio espera a ser destronado
y el poder de los ricos
es transportado en camiones felices al museo del averno.

19 de septiembre de 2009

Septiembre Imaginario

Imagino que te veo despertar
el mundo no amanece sin tus ojos
porque tú inauguras las mañanas
y decretas la salida del sol

imagino que te duchas
y el agua se hace más cristalina
imagino que te vistes y te arreglas
y el día se hace aún más hermoso
y mientras tú te peinas
yo pienso en las injusticias del mundo
en los claveles rotos
en los sueños acorralados
¿cómo podría decirte todo sin decirte nada?

Imagino que caminas
y yo camino sin rumbo
pensando en canciones del olvido
en fantasmas que penan nuestras tardes ociosas
y con sus lágrimas de sangre nos escriben sus nombres
en paredes inciertas gastadas ajenas

¿Quiénes somos nosotros
cabizbajos en una tierra que no es nuestra
y con una tarea heredada de la muerte?
¿Quiénes somos nosotros
ancianos en nuestra juventud
asqueados de tanta realidad?
Pero sobretodo...
¿quién soy yo obrero pusilánime
para osar mirarte y admirarte a lo lejos?

Te pido que gobiernes mi firmamento
que desempolves la estrella herida
que augures el cambio del mundo
el juicio
el castigo
el amanecer
la emancipación
la felicidad
el amor...

¿Quién soy yo poeta pusilánime
para osar hablarte de amor
para osar imaginar que te desvistes
que te desduchas
que duermes al sol
y te acuestas en mi cama?

Imagino que disfruto el néctar de tus ojos
imagino que tus labios queman queman pero no duele
así como imagino la vida en un mundo mejor
pero qué mejor mundo que el contemplado junto a ti.


Felipe Robles C.
Iquique © 2009

11 de agosto de 2009

Torre Lejana

Prisionera en la torre de la distancia
has crecido un lago con tus lágrimas
y el sol lo mismo se entristece
por no poder acariciar tu blanca piel
que no por blanca es menos tibia

Prisionera desde tu torre lejana
envías mensajes cuales destellos de tus ojos
y en la corte de los valientes príncipes
los señores preparan sus asedios
pues desconocen la supremacía de la pluma
y desenvainan sus espadas brillantes
agitándolas en lo alto entre gritos y consignas
mientras mis versos se cuelan
entre los barrotes de tu ventana

Prisionera en tu torre inexpugnable
tu cabello oscuro es más sublime que el mar
y tu sonrisa aún más dulce que el canto secreto de la luna

y mientras los altos príncipes se desangran en los muros de tu torre
y se ahogan en el lago de tus lágrimas
yo escribo poemas aventureros
duermo dragones con mis sonetos
me transformo en pájaro para volar hasta tu ventana
te canto una canción que es también un conjuro de alas
y nos alejamos riendo entre nubes y estrellas.

1 de agosto de 2009

El Tiempo Apremia

Cómo podré olvidarme
desenterrar mi ancla oxidada
dejar de contar los granos de arena
en el reloj de la desolación

estallo en el llanto de un niño
sangra mi garganta herida
y me pregunto
cómo podré perdonarme
desenterrar mi alma desgarrada
y detener el reloj de la desolación

un beso triste
una mirada anacrónica
un orgasmo ahogado

un paso hacia el abismo
una mano inerte
una sonata de amaneceres ocultos
y una carta a la amada
embotellada a la deriva en el mar de los lamentos.

4 de junio de 2009

La Canción de Tu Nombre

La luna no nos prometió el cielo
ni las olas nos cantaban la ópera de los mares
los árboles escasos y moribundos
no nos alegraron la mañana
los amores fueron desamores
los sueños terminaron en catástrofes
hasta que presencié el destello de tus ojos
tu caminar incierto y matutino
o hasta que me embriagué con el licor de tus labios

las mañanas no fueron más grises
los gorriones ya no cantaban sus notas desgarradoras
la música sonaba con compases definidos siglos atrás
tus caderas marcaban el ritmo de mis pasos
y tus besos contaban la cantidad de mis latidos

la luz roja de tus hombros
la sorpresa de tu sonrisa
el amanecer de tu mirada
la sábana de tu piel que me envolvió por fin
y las sílabas de tu nombre omnipresente

Y si pretendemos que el mundo no se detiene a esperarte cuando te vas?
si pretendemos que no toda mi biología se congela en tu presencia?
podríamos mentirle al tiempo y la distancia para evitar su tortura?

te dedico el sol que me despierta cada mañana diciendo tu nombre
te dedico la sinfonía de la creación del mundo
me desvisto de todas mis mentiras y mis pecados
no puedo escapar de tus brazos
no puedo huir de la promesa de tus piernas
ni dejar de dibujar tu rostro en cada muro

eres el anuncio de tiempos más bellos
el claro de luna en cada una de mis noches brumosas
el sueño al que me encadeno sin querer jamás despertar
te dedico todos los amaneceres que quedan en el mundo
y a cada uno de ellos les pongo tu nombre.



Felipe Robles C.
© 15 de Mayo del 2009

26 de abril de 2009

El Cuervo de la Perdición

El cuervo de la perdición me mira atónito
no dejan de temblar mis manos
quién lo hubiera pensado

el cuervo de la perdición se saborea
no dejan de adolecer mis entrañas
y qué puede hacer un hombre solo
frente a tanta monstruosidad
el amor
el horror
el error
las injusticias del mundo
y las depravaciones de la humanidad

El cuervo de la perdición me guiña un ojo
bebamos a la salud de algunos pecados capitales
me insinúa blasfemando
mientras me presenta dos copas con un triste licor

por la avaricia de los nobles de tu tierra
por la soberbia de los artistas de tu raza
por la lujuria de tu gente que disfruta los placeres del mundo mientras se arrepiente
por tu pereza y falta de devoción a nada ni nadie
y por la ira con la que me miras mientras bebes de mi copa
pero sobretodo salud por la valentía que tuviste de venir a mi valle


Calla, cuervo maldito!
consúmete en el fuego de tu propia envidia
no dejan de temblar mis manos
no dejan de sangrar mis entrañas
perseguí tanto tiempo a mi enemigo sorteando sus trampas
sin saber su nombre
sin ver su rostro
quién hubiera pensado
que habríamos de matarnos mutuamente
que con su muerte acabarían todos los males del mundo
y con mi muerte el mundo sería menos gris por lo que resta de eternidad
quién hubiese pensado
que la monstruosa esperanza
engendraría todas las injusticias del mundo
y las depravaciones de la humanidad.

El cuervo de la perdición me mira orgulloso
y me dice
si yo fuera Dios
la esperanza sería el octavo pecado capital
ahora recuéstate y termina de fallecer
que el trabajo de árbitro me provoca un hambre cósmica.


1 de enero de 2009

Malas Nuevas

Yo soy como la angustia total del mundo, ¡oh, Winétt!

mi día comienza a las nueve

el coro del infierno intenta seducirme

mas las coristas no se percatan de mi asco


Yo soy el que grita con la voz definitiva del mundo

mientas la orquesta negra pisotea los cráneos en oriente

interpreta la sinfonía del oscuro amanecer de la perdición

pero mi grito fervoroso es aún más terrible

pues he bebido en el Jordán antes que se tiñera escarlata


Yo soy el triste girón de nube errabundo

que anuncia tempestades justicia y pavor

nunca la tierra tembló tanto al sentir mi paso

traigo en mis manos el ánfora vacía de Pandora

y convoco a todos los muertos a la nueva sublevación


Soy el fantasma que recorre la pampa la sierra y la selva

tengo mil rostros

soy el pirata de fin de siglo

mientras bebo el dulce ron de la desobediencia


Pero soy también el gorrión súbito que sobrevivió a la desaparición del Edén

soy el fotógrafo que ha contemplado las siete maravillas sin su cámara

el astronauta resuelto a alunizar en los pechos de su amada

el poeta condenado a presenciar una catástrofe.


17 de noviembre de 2008

Su Boca

Su boca es la manzana del Edén que yo quiero morder
recorro su distancia súbita con el vuelo de mis ojos
y me reflejo en su cabello sin que ella lo note

su risa provoca palabras que no puedo pronunciar
me parecen profanas
mis versos indignos
y me pierdo entre adjetivos demasiado elocuentes
y un verbo que no ha sido inventado aún

Su boca es la manzana del Edén que no me atrevo a morder
recorro su cuerpo con mis ojos sin que ella lo note
y trato de envolverla con el embrujo de mis sonrisas furtivas

pero ella parece inmune
mis palabras son gorriones que se estrellan frente a ella
en el cristal de mis temores
su mirada me recuerda un atardecer que quiero presenciar
y me siento a esperar que ella se acerque
con su sonrisa de primavera profunda
desvistiéndome de mis cargas con besos impetuosos
pero tal vez espero en vano

Su boca es la manzana del Edén que yo deseo morder
el fruto de la pasión que habré de robarme aunque sea un segundo
sin miedo al posible reproche de sus ojos abiertos
y dispuesto a canjear mil tardes de primavera
por una mordida del placer de su sabor.


Felipe R.
© Noviembre 2008

28 de octubre de 2008

Enfermedad

Si alguna vez pude
embriagarme sin reparar en lo que me rodeaba
caminar sumergido en el rastro que dejó la de turno
o viajar disfrutando más la venida que la ida
sin duda podré ahora
contenerme hasta el ahogo
y no vociferar cuando mire al espejo y me percate de mi condición

Si alguna vez pude
besarte sin preocuparme del tiempo
caminar sumergido en un verso rotundo
o volver de tierras lejanas sin mostrar mis ropas gastadas
sin duda podré ahora
confesarte mi condición
mi doble cara
mi lado oculto sin-vergüenza

pero me contengo

Si alguna vez pude
embriagarme sin reparar en los gastos
desvariar sumergido en tus pechos rotundos
o viajar deseando que se corten los puentes y se quemen las naves
sin duda podré ahora
contentarme con contenerme
y soportar mi enfermedad
mi síndrome de poeta anémico
mis síntomas de gorrión desencantado
mi aflicción de amante de película antigua

y me contento con embriagarme desvariar o viajar
y no vocifero cuando me miro al espejo y me percato de mi padecimiento
pues no sé cuál de todas mis amantes me contagió de soledad.


© Primavera 2008

9 de agosto de 2008

La Canción del Errante

Cuántas veces perdido
con la brújula estropeada
y los ojos ensangrentados
caminé bajo el umbral de mis anhelos

Tantas veces embriagado
desdichado
u ocultando mi furia
tropecé con la hija de Morfeo
pero yo la ignoraba

Cuántas veces alcé mi rostro frente a Dios
mientras los otros lo inclinaban
y no le llamé padre sino viejo inquisidor

Cuántas veces embriagado
me arrastré por el asfalto incierto
en el puerto de la ironía
sin soltar la lágrima de la derrota
y me embarqué con rumbo al exilio

No fue el mundo mi rival
pero traidor me dio la espalda de planeta mórbido
y yo sin querer le escupí mis sarcasmos
cuales saetas de la muerte
en pleno Intestino del Sur

Y acá
en el más recóndito rincón del tiempo perdido
la veo existir por su ventana de película antigua
me sumerjo en los ríos de su tierra – dulce morfina
me lavo de los oídos los últimos preceptos
y me vuelvo viejo.



© Invierno 2008

7 de julio de 2008

Apariencias

Yo soy el que ha perdido la esperanza
y se ha refugiado en las entrañas de los recuerdos
pretendo aparentar ser un hombre real
pero se desvanecen mis cabellos de noche imprevista

Yo soy el guardia gris de una fábrica anacrónica
o de una puerta del olvido
pretendo aparentar cordura
pero el sindicato de las sombras me somete a juicio

Yo
el que ha abandonado toda esperanza
me embarco en el navío fantasma de los mil puertos
coqueteo con la muerte en su vestido de labios rojos
propongo un brindis en copas de bisutería
me río de los obesos comensales que aparentan lujuria
y recito el poema de clausura.


Felipe Robles C.
© 2008

19 de abril de 2008

Vía Satélite

Una lágrima cae por tu mejilla y se revela tu inocencia
dos y tu rostro se cuaja en una mueca insolente
los tanques aplastan las flores
los espectadores hacen sus apuestas
los gladiadores protegen a sus hijos
(los pequeños)

porque los más grandes se baten en las trincheras de cemento
y el coliseo es televisado a cada aldea del Imperio
vía satélite

Siempre me he preguntado
qué clase de flores habrá en Palestina.

Ven

Ven dulce muerte ven
aquí te espero en mi balcón
ya mi mujer cayó acribillada
y no hay más pólvora en mis estantes de libros

Ven dulce muerte ven
anoche acudimos a los funerales de la alegría
la vida está condenada al exilio
y el mundo sigue su curso gris.

Estilo Libre

No la inmunda poesía
ni las ham-burguesas de oro
podrán hacer tambalear los fundamentos
desde los que hoy me planto en el mundo y grito
grito con la ironía de metáforas mal miradas
y con la verdad heredada de nuestra historia
- panfletos!- dirían algunos

No
no la imperiosa armonía
ni la afeminada complacencia
podrán silenciar mis espasmos
mi furia es contra todo el mundo
y hasta mis versos son un vómito enfermizo de hastío sideral

No
no hay dios sólo poetas
no hay más amos que uno mismo
con la chilena bandera trapeo mi piso
y ni siquiera obedezco a las leyes de la naturaleza
No
no creo en Dios sólo en los hombres
amo con dolor no soy ciego
ningún respeto hacia emperador
no soy un artista bisexual irreverente sin causa
soy réquiem para el amanecer del mundo
un paladín de la esperanza de nuestros pueblos
un soñador despierto antes de la emancipación.

La Escuela de La Muerte

Los días se suceden en las colas del matadero
el aire se hace pesado en los patios de la escuela
se desnuda el pecho el que tiene cita con la muerte
suenan las metrallas en la hora de la matanza

las noches se atropellan en el albergue del asfalto
y no se despiertan los que tienen cita con la muerte
una mendiga muere para celebrar el centenario
porque nada cambia en cien años
pero sí nos enteramos de todas las formas que hay de matar.}


A los obreros y trabajadores asesinados,
oprimidos y explotados en 1907
y durante todos estos 100 años.

Cinco De Octubre

A Miguel Enríquez

Desabrocho los botones de la noche
soy el mismo de ayer
con las manos en los bolsillos vuelvo a caminar fuera de mi
y ya no me inspiran los árboles ni las nubes
el río trae cosas más interesantes aunque terribles
y a riesgo de convertirme en un destructor intransigente
debo ver de qué se trata

De qué se trata tanto alboroto
treinta años han pasado de mi muerte
cuánto dinero harás con mi imagen en la tele
cuántos votos recogerás con tus manos grasientas
al pronunciar mi nombre
cuántos orgasmos provocarás al decir que caminaste conmigo
pero al final renegarás de mi palabra
mi mancillada y pisoteada palabra
dirás lo joven que eras
y lo maduro que ahora eres después de treinta años
y mi vida escribirás tal vez en un par de garabatos románticos
será un cuento de pistoleros

Al desabrochar los botones de la noche
a punto de perderme en la frustración
me daré cuenta de que el camino está abierto
que la dignidad no se compra y la consecuencia no se vende
desnudaré mis versos y mi voz
para empuñar la guitarra rebelde
que no sean tristes sus acordes
volveré a cantar la vieja canción.

En Señal de Protesta

Mi alma quedó como temblando
y algo se estremeció en el vientre del mundo
Mis ojos depositaron un par de lágrimas rojas
y el eco de un llanto se oyó en el vientre del mundo

Mi cordura fue despachada un poco más lejos
los niños fantasmas prefirieron suicidarse
las flores se marchitaron en señal de protesta
y un millón de aves que nunca había visto
se lanzaron en picada contra el asfalto


¿Y si en señal de protesta un día el sol dejara de salir?
¿vendrían a mi puerta preguntando qué he hecho?
sólo tuvimos una larga conversación – diría yo
y en señal de protesta escribiría un poema tan horrible
que el mundo entero se estremecería despavorido.

Venas Abiertas

He visto al sol salir muchas veces por mi ventana
posar sus tiernos dedos entre las nubes
para luego crisparlos traicionero

ya el alcohol no adormece
los libros no se tornan en sueños
ni las películas me hacen héroe, poeta o amante
los cigarrillos se fuman a sí mismos
los espejos envejecen
los versos de amor se apolillan
y ya nadie me invita a las marchas

no saben que estoy aquí
el sol se complace en tenerme prisionero
y pospone día a día una ejecución sin importancia

encerrado en mi pieza húmeda permanezco
en la celda contigua yace el otoño
ese terco peregrino y compañero
hacedor de pérgolas funestas
criador de mujeres de cabellos inciertos y ojos marinos
afuera es verano, claro
o invierno, primavera ya... quién sabe
ni el sol en su frenética locura
ni yo en mi lecho de venas abiertas.

Escenas Del Olvido

He recorrido por horas innumerables las calles de esta historia
buscando tu ventana en la noche del olvido
aguzando el oído en busca de tu música
esa música que nos desgarró el alma una madrugada sin época

He abierto innumerables puertas en busca de tu beso
destapado innumerables botellas en busca de tu pasión
incontables blusas en busca de tu pecho

He soportado la inclemencia del otoño
y la nostalgia implacable
pero jamás te he vuelto a encontrar como te encontré esa noche

esa noche de abrazos torpes y miradas algo tímidas
de confesiones mágicas y conversación sin tapujos
esa noche en la que nos pertenecimos sin pertenecernos
frente a frente
niños como fuimos

Qué certeza podríamos tener de que no fue un sueño
de que la música nos desgarró
el vino nos enamoró
el tiempo se durmió y nos sorprendió abrazados por la mañana
qué certeza podríamos tener
de que el otro realmente existe en algún lugar del mundo
caminando en alguna noche brumosa
divagando sobre los ojos del otro
y escapando a las sílabas que pronuncian su nombre.

Cuarto Menguante

Cuarto menguante otra vez
y veo a los mismos decadentes
adolescentes de una condición bohemio-escatológica

camino menguante otra vez
deseo a la mujer de mi prójimo
no amo a dios... lo juro
y me encomiendo a la divinidad de la noche
embriágate conmigo... te invito al puerto menguante
donde la poesía tiene más sentido
y con la pluma damos mandobles

Déjame caer a pedazos
deshacerme en tus manos
una y otra vez

te parezco hermoso?
qué tienen de bellas las ojeras
el aliento a vino
el desaliento pálido
y la resaca invencible?


puedes probar lo que quieras probar
saciarte en mi cuarto
de cuánto pecado capital consideres apropiado
y tal vez me encuentres demasiado borracho
como para complacerte

Malditos decadentes
ya vienen con su música diarreica
camino en mi cuarto menguante
me estorbas paso a paso
lees mis pensamientos impuros
y te miento: no te haré nada... no te haré daño

Eras como una ilusión
de mujer incólume en el muelle del destierro
puedes aprobar lo que quieras aprobar
podré ser demasiado dulce hasta el hastío
y lo disfrutaré
morderé el tabaco del despecho
y emprenderé el viaje final entre tus piernas

Pero luego qué
no encontrarás a un príncipe hijo del sol
cuando despiertes
nunca dije que sería agradable

soy el mensajero del desaliento
el centinela de la perdición
el dios del olvido
soy el hombre menguante.

El Nombre de Tu Silencio

Olvidé el nombre de tu silencio
de tus atardeceres pronunciados con sabor a playa
del abismo irrepetible de tus ojos

la gente cambió de estación
el tiempo el curso de sus aguas
sólo nos hicimos más anacrónicos
somos el ocaso viviente del siglo pasado

algo terrible ocurrió
sin que nadie se diese cuenta
y fue entonces cuando perdí el nombre de tu silencio
de los atardeceres desgarrados con fulgor de orgasmo
del abismo que se abrió entre mi cuarto y el mundo
pero que esta estación volvió a cerrar
implacable

soy el responsable de las espaldas azotadas del desierto
de los pulmones reventados en el mar
de la muerte de las hormigas
y del cuarto menguante

olvidé el aroma de tu baile
de tu baile subversivo a mis cadenas
de tu risa de candelabro precipitado

lo olvidé todo en un segundo
los atardeceres sin pan
el cuarto menguante
el nombre de tu silencio
y simplemente me dormí.

Poema Inconcluso

Por las noches tengo un sueño
que en las mañanas olvido
y amanezco
con el rostro marcado por la última primavera
o las penas de un amor inconcluso

Por las mañanas sueño
con los labios del olvido
me despierta el té amargo
de las flores exiliadas de la primavera
y voy cantando los versos de un poema inconcluso

Por las tardes veo a una mujer
que en las noches olvido
y permanezco prendido de su aroma
herido por su mirada inconclusa

Por las noches tengo un sueño
sueño con los labios del olvido
olvido despertarme en la mañana
mañana no iré a la cita de la tarde
estoy embriagado en un sueño inconcluso.

Seguiré

Seguiré cayendo en tus sombras
marcando el paso de tus botas
enviando mis bocanadas tras de ti

Seguirás siendo promesa
tu propia promesa
de una mañana sin levantarnos
del pétalo que algún día me regalarás
del beso que me hará desfallecer

Seguiré soñando que te estremeces en mis brazos
que te desnudas por tu cuenta
que no soportas perderme de vista
que nadie toca el piano de tu piel como yo
que no hay otras manos para tu espalda
ni pecho más apropiado que el mío para tu cabeza al dormir

Seguiré siendo yo
pero sin ser yo
hasta que la dulzura y el fuego de tu boca
dejen de estar ocultos a mi paladar
o hasta que beses a otro hombre
viéndome partir en las tinieblas de la madrugada…

-Sin Título-

No es tu frágil nombre
ni tus ojos de suspiro y sorpresa
tampoco tu olor de primavera intacta
o tu risa marina

Es el beso lejano y prohibido
la caricia de rocío clandestino
el abrazo sostenido en asfixia
el acorde adecuado que tocarías en mi piel

No es nada más que un detalle por la noche
lo que me hace temblar
al enfrentarme a la situación de tu presencia inminente

Tal vez te esperaría en el último árbol de la pampa
te desvestiría con un suspiro
te enjaularía en la prisión de mi soledad
o te engatusaría con un verso de sonrisas y miradas furtivas
si al leer mis páginas descifraras lo que oculta mi mirada
porque tu frágil nombre
tus ojos de suspiro y sorpresa
tu olor de primavera intacta
y tu risa marina
me hacen perder en un ensueño de futuro.

De Noche

Con la mirada devoras los segundos
del momento que tardo en contemplarte
y tus ojos me explican un grito de socorro

Te tomaría una foto en mi poema
una foto de sonrisas y tardes juntos
una foto de tu mano contra la mía
en el puerto donde se embarcan los soñadores

Desearte me hace sentir culpable
como el día que asesiné a un ángel
como el día que soñé que te besaba
mientras te preguntabas qué viento desfavorable me trajo a tu lado

Aunque sea en la estación de los trenes del olvido
he de encontrarte
para esperar que la noche nos llame con su voz tan gutural
que estremezca nuestras espaldas lo mismo que una caricia furtiva

y así de noche
como dos espectros de la pena
como dos fantasmas perdidos en la desolación
como dos demonios exiliados en el boulevard de la lujuria
habremos de contemplarnos de pronto
hasta entender que la edad más amarga del mundo
se hace fugaz si estamos tomados de la mano.

La Playa

Y no será una playa ajena la que te bese los pies
el día que camines a lo lejos apartándote de todo
porque desfallecerás a la espera de mis versos
y cual pez los necesitarás para respirar
en la orilla de las costas del mundo hermoso
que para ti he creado…