19 de abril de 2008

Cinco De Octubre

A Miguel Enríquez

Desabrocho los botones de la noche
soy el mismo de ayer
con las manos en los bolsillos vuelvo a caminar fuera de mi
y ya no me inspiran los árboles ni las nubes
el río trae cosas más interesantes aunque terribles
y a riesgo de convertirme en un destructor intransigente
debo ver de qué se trata

De qué se trata tanto alboroto
treinta años han pasado de mi muerte
cuánto dinero harás con mi imagen en la tele
cuántos votos recogerás con tus manos grasientas
al pronunciar mi nombre
cuántos orgasmos provocarás al decir que caminaste conmigo
pero al final renegarás de mi palabra
mi mancillada y pisoteada palabra
dirás lo joven que eras
y lo maduro que ahora eres después de treinta años
y mi vida escribirás tal vez en un par de garabatos románticos
será un cuento de pistoleros

Al desabrochar los botones de la noche
a punto de perderme en la frustración
me daré cuenta de que el camino está abierto
que la dignidad no se compra y la consecuencia no se vende
desnudaré mis versos y mi voz
para empuñar la guitarra rebelde
que no sean tristes sus acordes
volveré a cantar la vieja canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario