19 de abril de 2008

De Noche

Con la mirada devoras los segundos
del momento que tardo en contemplarte
y tus ojos me explican un grito de socorro

Te tomaría una foto en mi poema
una foto de sonrisas y tardes juntos
una foto de tu mano contra la mía
en el puerto donde se embarcan los soñadores

Desearte me hace sentir culpable
como el día que asesiné a un ángel
como el día que soñé que te besaba
mientras te preguntabas qué viento desfavorable me trajo a tu lado

Aunque sea en la estación de los trenes del olvido
he de encontrarte
para esperar que la noche nos llame con su voz tan gutural
que estremezca nuestras espaldas lo mismo que una caricia furtiva

y así de noche
como dos espectros de la pena
como dos fantasmas perdidos en la desolación
como dos demonios exiliados en el boulevard de la lujuria
habremos de contemplarnos de pronto
hasta entender que la edad más amarga del mundo
se hace fugaz si estamos tomados de la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario