19 de abril de 2008

-Sin Título-

No es tu frágil nombre
ni tus ojos de suspiro y sorpresa
tampoco tu olor de primavera intacta
o tu risa marina

Es el beso lejano y prohibido
la caricia de rocío clandestino
el abrazo sostenido en asfixia
el acorde adecuado que tocarías en mi piel

No es nada más que un detalle por la noche
lo que me hace temblar
al enfrentarme a la situación de tu presencia inminente

Tal vez te esperaría en el último árbol de la pampa
te desvestiría con un suspiro
te enjaularía en la prisión de mi soledad
o te engatusaría con un verso de sonrisas y miradas furtivas
si al leer mis páginas descifraras lo que oculta mi mirada
porque tu frágil nombre
tus ojos de suspiro y sorpresa
tu olor de primavera intacta
y tu risa marina
me hacen perder en un ensueño de futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario