19 de abril de 2008

Venas Abiertas

He visto al sol salir muchas veces por mi ventana
posar sus tiernos dedos entre las nubes
para luego crisparlos traicionero

ya el alcohol no adormece
los libros no se tornan en sueños
ni las películas me hacen héroe, poeta o amante
los cigarrillos se fuman a sí mismos
los espejos envejecen
los versos de amor se apolillan
y ya nadie me invita a las marchas

no saben que estoy aquí
el sol se complace en tenerme prisionero
y pospone día a día una ejecución sin importancia

encerrado en mi pieza húmeda permanezco
en la celda contigua yace el otoño
ese terco peregrino y compañero
hacedor de pérgolas funestas
criador de mujeres de cabellos inciertos y ojos marinos
afuera es verano, claro
o invierno, primavera ya... quién sabe
ni el sol en su frenética locura
ni yo en mi lecho de venas abiertas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario