28 de octubre de 2008

Enfermedad

Si alguna vez pude
embriagarme sin reparar en lo que me rodeaba
caminar sumergido en el rastro que dejó la de turno
o viajar disfrutando más la venida que la ida
sin duda podré ahora
contenerme hasta el ahogo
y no vociferar cuando mire al espejo y me percate de mi condición

Si alguna vez pude
besarte sin preocuparme del tiempo
caminar sumergido en un verso rotundo
o volver de tierras lejanas sin mostrar mis ropas gastadas
sin duda podré ahora
confesarte mi condición
mi doble cara
mi lado oculto sin-vergüenza

pero me contengo

Si alguna vez pude
embriagarme sin reparar en los gastos
desvariar sumergido en tus pechos rotundos
o viajar deseando que se corten los puentes y se quemen las naves
sin duda podré ahora
contentarme con contenerme
y soportar mi enfermedad
mi síndrome de poeta anémico
mis síntomas de gorrión desencantado
mi aflicción de amante de película antigua

y me contento con embriagarme desvariar o viajar
y no vocifero cuando me miro al espejo y me percato de mi padecimiento
pues no sé cuál de todas mis amantes me contagió de soledad.


© Primavera 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario