28 de octubre de 2009

Rebelión

En los salones de la nostalgia
fantasmas juegan entre risas
tormentos y tormentas pasan a mi lado sin tocarme
mientras yo inerte
contemplo los sucesos de las mañanas

una guitarra suena a lo lejos
una nube pasa soñando
un reloj se entorpece enamorado
y las cosas bellas se congregan a deliberar
¿es que acaso aún no entiendes?
el mundo quiere cambiar
ya por muchos siglos ha sangrado
y las manos que construyeron la historia se han sumado a la huelga
Dios sin remedio espera a ser destronado
y el poder de los ricos
es transportado en camiones felices al museo del averno.

4 comentarios:

  1. Como poema está bueno, aunque tengo otra perspectiva de la cosas, veo a Dios esperando cambios y el mundo que no quiere cambiar.
    El Señor aborrece las balanzas falseadas
    proverbios 11,1
    Quien explota al necesitado ofende a su Creador
    prov. 14,31
    No es justo favorecer al culpable negando su derecho al inocente prov. 18,5
    Actualmente el mundo quiere todo fácil, no es solidario, solo quiere comodidad, menos horas de trabajo, ya poca gente lee, pocos cuestionan problemas como la justicia social, la situación de los trabajadores, de los inmigrantes, de la drogadicción en la juventud.
    El mundo necesita cambios pero la gente del mundo no lo desea si ésto significa cambios en su egoísta vida, si requiere invertir tiempo en los demás, dinero en los demás, trabajo en los demás. Que los otros hagan, él no tiene tiempo, está conectado en Internet.

    ResponderEliminar
  2. Dios es lo que el hombre quiere que sea, de eso se trata la mitología... la forma que tenemos los hombres de echarle la culpa a otros por nuestros errores y desgracias y de explicar aquellas cosas que nuestra razón no entiende o no considera conveniente entender. Lo mismo hacían los griegos, los romanos, los egipcios, los americanos precolombinos, etc. hace miles de años.

    El resto... creo que lo dice el poema. No falta mucho para que el mundo cambie =)

    ResponderEliminar
  3. El mundo cambia en la medida en que nosotros vamos cambiando.

    La sociedad puede cambiar con grandes líderes, pero despues de unos años ¿acaso todo no vuelve a ser como antes?

    Muchos líderes que quisieron la revolución terminaron con grandes sueldos de senadores o diputados, viviendo en el barrio alto, con sus hijos en colegios particulares, con autos último modelo, vestidos con ropa italiana, siendo accionistas de grandes empresas, directores de S.A.

    y las manos que construyeron la historia se han sumado a la huelga....

    me encantó esa frase, los constructores de hace 20 años se fueron de huelga y llegaron otros, de la vereda del frente, se metieron en las poblaciones y llegaron a ser el partido más grande de Chile.

    Creo que el éxito está en crear nuevas formas de expresión, nuevos caminos, nuevas estructuras, plantear las ideas de una forma creativa, diferente a lo que se ha hecho en 20 años.
    En poesía, eres original y claro en tus ideas.
    Espero perseveres y puedas darte a conocer en forma más masiva

    ResponderEliminar