18 de abril de 2014

El Alud

Te encontraré algún día
dormida
en el alud de mis anhelos

Tu mirada será el precipicio
al que se asomarán los desamparados
tu voz proclamará proezas
y tus manos describirán la trayectoria de las aves
en el aire

La felicidad es una amiga traicionera
me encontrarás algún día
dormido en la cama con ella
en el alud de tus anhelos

Tu mirada será un desastre natural
que cambiará nuestro mundo
nuestra hora será infinita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario